“¡Todos los días son nuestros!”: Leticia Servín

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 10 de marzo de 2016. Como una forma de conmemorar el Día Internacional de la Mujer, como cada año, el Multiforo Cultural Alicia y bajo la coordinación de la investigadora Merarit Viera, autora del libro “Jóvenes Excéntrica: cuerpo, mujer y rock en Tijuana” (2015), realizaron una noche de conversatorio, fotografía, música y poesía elaborada por mujeres.

Merarit Viera, Postdoctora en Antropología Social, inició la noche con un conversatorio junto a cinco mujeres dedicadas a la música tradicional y rock. En esta mesa participaron Fernanda (Fokin Bitches), Tati (Blooder Benders), Melina (K Pasa USA), Dementia (Las Navajas, Las Leopardas, Los Delincuentes de Lujo) y Xochitl (Las Brujas) donde expresaron sus puntos de vista acerca del feminismo y experiencias en la música.

Bere Rivera y Heidi Sánchez, entre otras, serían las encargadas de exponer parte de su trabajo fotográfico de revistas comerciales de música por internet, con artistas como Jean Loup, Druska Petrova, Mont Lafert, entre otros. El trabajo es un poco desigual ante la calidad de la edición que cada una hiciera. Mostraron más la cara de artistas que se desenvuelven en ámbitos con pretensiones más comerciales, además de mostrar más el trabajo de hombres que de mujeres en la escena musical.

Las Brujas emocionadas subieron al escenario, ya que fue la primera vez que lo hacían en este lugar. Xochitl toma la palabra y se avienta una décima antes de que toquen su rola “La Pastilla Azul” o la interesante rola “Mujer Viento”: Soy la mujer violentada/la que exige sus derechos/cansada de los acechos hoy quiero ser escuchada/dirán que no pasa nada/que no hay nada que temer/me harán desaparecer y la vida me arrebatan/porque en México te matan/sólo por nacer mujer…

La Betty Punk vendría a quitarle un poco de solemnidad al evento con sus ironías y su valemadrismo: “¡Buenas noches! -grita Penny la bajista- Oigan que chingón. Hay un chingo de gente. Que buena onda que hayan venido. Neta que buena onda que se hayan tomado un tiempo libre. Nosotras somos Betty Punk. Estamos metiéndole (al evento) un poco de sal y un poco de aceitunas a la sopa para que les sepa. Y vamos a tocar bien chingón”. Mientras, Champi la guitarrista anda afinando su guitarra.

“¡Vivan las mujeres!”, gritó Penny y todas la chicas les responden con un gran aullido. Champi lista, dice: “No se trata tanto de ser machistas o feministas, se trata de ser humanos. Por cierto: no nos gustan los humanos”. Penny continúa: “¡A huevo culones y culonas! Esta es su noche y felicidades a todos porque todos somos uno mismo. ¿Qué no?” y comienzan con su punk sencillo y desmadrozo.

La ironía de las Betty no se deja esperar. Champy dice: “¡Que se joda el sistema feudal! Ellos son la razón de que haya mucho machismo en el universo… y en el sector G de la galaxia”, frase que arranca risas en el auditorio. Se avientan “Luto Nacional” que es una rola contra el presidente Enrique Peña Nieto.

Vendría un poco de poesía en voz de Stefanie Vortex quien viene presentando un fanzine llamado “Pantao”, una revista autogestiva de spoken word y poesía. Justo Stefanie dice: “Parte de lo que me deja y me aportan a mí también los feminismos es justo la autogestión. Y así como es importante tomar un instrumento y empezar a generar tu música y empezar a expresarte con tu cuerpo y tus ideas, creo que también es importante agarrar una pluma y escribir y publicarnos a nosotras mismas, publicar lo que pensamos, publicar lo que sentimos”.

Stefanie Vortex hace de la celebración una conmemoración porque “en este momento muchas mujeres están muriendo en las calles, muchas defensoras están siendo asesinas” y su poema lo dedica a Berta Cázares que fue “una defensora de los ríos, de la vida, de la palabra, de las ideas” quien fue asesina “por el estado de Honduras”. Stefannie recita su poema “Ecocidio”: La muerte es inherente a todo proyecto civilizatorio/lleva el rostro del ángel:/el ángel de la crisis, el ángel de la catástrofe/el ángel de la historia/de la cultura, de la barbarie…

La oportunidad de las Fokin Biches llegó. Vestidas todas ellas con burkas negras realizaron una perfomance realmente bueno, de mucho energía y con su nueva guitarrista, la banda sonó muy bien. “Somos las Fokin Biches ‘musulmanas’. Gracias a todas la chicas aquí presentes. Todas admirables mujeres –dice Fernanda la vocalista- ¡Esta noche las mujeres invadieron el Alicia!” y todas las chicas gritan y al sonido de rock punk de la Fokin Biches, se arma el slam entre todas ellas.

En su acto final, las Fokin Biches en voz de Fernanda, dicen: “Con esta canción nos despedimos banda. Es un parte aguas. Una parte (de la canción) es para las mujeres y otra parte es para los hombres. Esta canción habla de una mujer que fue asesinada, es una historia real y se llama Alicia”. Una canción que utiliza parte de la melodía de réquiem, su acto termina tirándose al suelo simulando ser asesinadas. La canción la unen con su clásico “Perro Jarioso” que dice más o menos asi: No eres más que un perro jarioso/no eres más que un perro sarnoso/no eres más que un perro apestoso/ ¡eres un perro caliente!/Deja de seguirme en la calle/déjame de acosarme en la escuela/yo sólo te quiero para que me pagues las chelas…

“No hay que olvidar el por qué estamos aquí” nos dice Demencia de Las Navajas mientras prepara su bajo. En frío comienza con su canción “Uh la la” dedicada a todos los rockstar que andan por ahí. Las Navajas desde hace tiempo andan en modalidad de trió pero eso no las detiene y arman tremendo slam con sus canciones filosas.

En esta noche cantan una nueva canción dedicada “a todos los vagabundos que no vinieron en esta noche”, dice Jenny Bombo desde su guitarra. La canción es una especie de country pero muy rocanrolero. De manera sorpresiva, Greis la baterista del grupo, se levanta desde la parte de atrás del escenario y toma el micrófono y dice: “Feliz día de todas nosotras. Hoy y siempre. No es que lo celebre pero dejen nos rockanrolear. ¡Gracias Nacho!”. Así se avienta “Exit” y “Vete de aquí” entre otras.

Leticia Servín, una verdadera maestra de la canción y del escenario, con su sencillez y mdestia, con su delgada voz hace que Ali Gua Gua y Diana la Pornoterrorista se arremolinen hasta al frente del escenario, no más pa’ verla y escucharla: “¡Buenas noches! ¡Feliz día de todas la mujeres! Después de todas las chingonas que han pasado por aquí tocando, voy a procurar no decir ni una palabra de más”.

Leti está acomodándose en el escenario, le preparan el micro y tarda un poco en comenzar pero su jarana ya suena y dice: “¡Todos los días son nuestros mujer! ¡Todos! Que no te digan que no; que no te digan ‘no tienes permiso’, ‘¡ay no! no puedes ir! Todos los días son nuestros”. Todas y todos se desviven por Leti. Es la única rockera con jarana y no necesita más. “Yo veo puros ojos que quisiera llevármelos a mi casa” y con ello, Servín desata gritos.

Y con su gran voz que retumba por todo el Alicia conta: Decía la nana Jacinta/que la mujer debe ser/recatadita y tranquila/tan buen hombre merecer./Y la tía Toña decía/que si aprendía a obedecer/de mayor fácil sería/a mi esposo complacer./Mal aprendí la lección/y ejemplo de broma no soy/no me gustan los esposos/si los amantes son menos latosos…

Tocaría el turno a K Pasa USA, grupo feminista con toques de cumbia y música electrónica. Con Melina a la cabeza, ésta comenzó su performance desde la parte central del Alicia simulando ser una vendedora ambulante. “¿K Pasa USA?” se escucha desde un simpler el inicio. “¿Cómo están? ¿Están listes para bailar? Porque esto es una cumbia” dice Melina con su cabeza a rape. Y canta: Voy pasando en el tren/vendiendo mis discos/tú nunca lo sabrás/pero voy con mis friends./Simon de Beauvoir, Preciado y Conde/bien me acompañarán/hasta Revolución…

Melina baila junto a más chicas y en su acto de performance, toma una cinta adhesiva que la enrolla en sus partes gordas de su cuerpo para desaparecerla: senos, glúteos y más. Una acción que critica las normativas de la belleza de hoy en día. Y termina poniendo a todes bailando y haciendo aerobics.

Casi apunto de no tocar por no estar Fomi, Las Bloody Blender terminan eta noche de mujeres. Tati dice: “Nuestra querida amiga Bibi se va a echar unas rolitas con nosotros. La neta es que ya había dicho ‘no vamos a tocar’. Pero es una gran fiesta hoy, es un gran día. Estamos todas aquí divertidas y les invito a las que quieran subir y probar: tocar la guitarra, el bajo, la batería, estamos dispuesta a que esto sea pues experimentar”.

Y efectivamente, la noche cerró casi de manera inédita. Viviana (ex Antizocial) se avienta el palomazo en la guitarra en dos rolas. Luego sube Jenny Bombo a la guitarra. Más tarde, la nueva guitarrista de Las Fokin Bitches, Eri Bich. Para que todas juntas, entre ellas Fernanda de la Fokin, también subiera al escenario a echarse el jam y el palomazo junto a todas estas músicas.

Una gran noche de mujeres organizado por Merarit Viera en donde se pudo disfrutar del ejercicio actual de la nueva generación de chicas, no sólo del ámbito del rock, si no de cumbia y canción, pasando por la ideología feminista, dejando en claro su independencia y su capacidad creativa.

1 comment for ““¡Todos los días son nuestros!”: Leticia Servín

  1. 17 marzo, 2016 at 4:33 pm

    Como si hubiera estado allí… me hubiera gustado estar allí, gracias a la reseña, ahora conozco más mundo. Un abrazo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: