Toquíntimo: una madrugada de música, poesía y jam

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 13 de junio de 2015. Franco Narro, David Aguilar, el proyecto poético-musical Rivothriller (integrado por la poeta Zaría Abreu y Franco Narro), Ampersan y La Lengua realizaron un concierto íntimo allá por las inmediaciones del metro Miguel Ángel de Quevedo que terminó en un jam a altas horas de madrugada.

Franco Narro, joven compositor, inició el concierto: ¿Crees que yo soy tu palomo palomita?/Pero yo vengo cayendo de otras alas/son los tiempos de las cruces y las balas/son las noches cuando duermes más solita… “Esta canción era para demostrar que hasta el día de hoy hacía algo muy distinto a lo que voy a hacer” –nos dice Narro y tiene razón. Su proyecto solista está tecnologizado y se ayuda de artefactos para grabarse en directo: “Es que ya por fin llegué al año dos mil , ‘el futuro instante’ y me fui haciendo de estos juguetes” –señalando su pedalera que graba en directo.

David Aguilar llegó con una onda mucho más sencilla pero con buenas letras y lindas melodías: “Pues buena noches amigos. Un gustazo cantar para ustedes en este cálido hogar, en esta colectiva tocada” –y canta: Estando en medio del mar/de información sin parar/Debe algo más importar/con qué te vas a quedar/… Y nos quedamos con el gusto de oírlo ahí, bien cerquitita: al ras del suelo en donde todos somos iguales. La mayoría en banquitos y sentados en el piso, escuchaban atentos.

Luego vendría Rivoththriller quienes debutaron esta noche con poesía erótica, sucia, crítica y cínica en voz de Saria Abreu y con música a cargo de Franco Narro. En un primer poema, Abreu recita sobre la base musical que va improvisando Narro con su guitarra y sus efectos electrónicos: I love you baby/I love you baby/I love you baby/Sólo te pido tres órdenes de I love you para llevar/fastlove/(…)/No tengo mucho tiempo/no te tardes/(…)/Regálame un amor de treinta días/(…)/Te pediré para llevar…/¡para llevarte a la chingada!/(…)/Fastfood/Fastlove/(…)/Al final no hay que olvidarlo/Deposite la basura en su lugar…

“Gracias por asistir, gracias por estar en este toquíntimo con los amigos, por haber venido hasta acá y espero se la estén pasando bien. Nosotros somos Ampersan y les vamos a compartir una rolita” –agradece Zindú y junto a Kevin comienzan: Hoy te vi salir/con tu mirada en las nubes/Hoy te vi sufrir/infiltrándote en la oscuridad/… Ampersan próximamente hará una gira por los Estados Unidos con su música melancólica y de profundas raíces mexicanas..

Con ritmos un tanto difíciles de identificar, La Lengua de Nepomuceno llegó con su música y humor. No les hace falta nada. Tienen la palabra, la guitarra, el bajo, un teclado y una pequeña jarana para ofrecernos una corta pero sustancial presentación: El amor es una avenida/el amor no es un letrero/el amor no es una máquina/el amor es un dinero./El amor no es una queja/es un espasmo/el amor es una oreja/no un orgasmo/como el mío… La Lengua de Nepomuceno es un trío difícil de definir por su provocaciones letrísticas, su mezcla de ritmos, sus armonías no convencionales y su humor negro.

El toquíntimo fue una experiencia grata. En primer lugar por el contacto directo que se tiene con los músicos, donde se rompe la barrera que impone un recito cultural o un auditorio. En segunda, por el encuentro de amigos y amigas que llegamos a convivir un rato. En tercera, por el jam que se improvisó entre todos los músicos, poetas y locos que estuvieron presentes. Y en cuarta, porque finalmente se crean otros lazos al intimar no sólo con la música, sino por la diversas charlas, puntos de vista y el reconocimiento mutuo por el trabajo del otro.

Una noche que se prolongó hasta el amanecer por los caminos del sur de la ciudad. Les dejamos parte de lo que se escuchó esa noche:

FOTOS:

A %d blogueros les gusta esto: