Torpedo: un dúo de folk urbano

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 15 de diciembre de 2016. Torpedo es un dueto integrado por Francisco Javier Escobedo “Ocelot” y Oscar Flores “Racso”, ambos tocan la guitarra y cantan. Su música es una combinación de rock urbano y folk, aunque a ellos les gusta definir a sus “descomposiciones” como música vernácula y rock & roll.

Para conocerlos un poco más, llegamos esta noche al Hórreo, un restaurante tipo español que se encuentra en la parte poniente de la Alameda Central. Desde hace unos meses, este negocio ha abierto sus puertas al colectivo “Bohemia Subterránea”, coordinado por el músico y compositor de rock urbano Carlos Reyes “El Charli” que con gran esfuerzo, intenta presentar una diversidad de compositores subterráneos que buscan presentar su música.

Aquí fue a donde llegamos. El grupo Torpedo ya había iniciado su presentación y nos dispusimos a escucharlos atentamente. Ellos son dos tipos que rebasan por lo menos, los cincuenta y cinco años de edad, pero como si no los tuvieran. Su humor y desparpajo los hacen muy divertidos y juveniles cuando se presentan juntos. Ocelot tiene su cabeza a rape; Racso un largo y canoso cabello que le cae debajo de los hombros; Ocelot lleva una boina española; Racso un sombrero. Ambos tienen sus guitarras y con eso basta.

Ellos interactúan mucho con su público que, aunque no es mucho, platican el contexto de cada una de sus rolas, hacen bromas y algunas veces se dejan alburear, aunque ellos no entran en ese juego. En esta noche tocan prácticamente hora y media ante el aclamo de sus seguidores que les brindan fuertes aplausos al terminar cada canción.

Su material está conformado por canciones que hablan de la ciudad y su renuncia a ella: Quiero escapar/me quiero fugar/de este lugar/ya no aguanto más/me quiero cambiar de esta ciudad/de esta ciudad/de esta ciudad…, una especie folk a dos guitarras; o la dedicada a “la fortuna de tener una mujer que te impulsa en tus sueños”, pieza romántica al estilo folk: Me gusta estar contigo/tener por techo al infinito/tener la luz de tus ojazos/perder la conciencia entre tus brazos/y la libertad que se me aferra/como única forma de existir/y ese amor tuyo que no me deja/y al cual no me puedo resistir…

Ver a Torpedo es un delicia por su humor, sus letras y sus canciones que hablan de la urbe en la que vivimos. Ver al dueto es como ver a dos amigos que se han conocido desde la secundaria y siguen disfrutando lo que saben hacer a dos guitarras, requintos acústicos y a dos voces. Y al finalizar el toquín, Ocelot dice: “-Yo soy ‘Tor’”; y Racso apresurado y con mucho humor, contesta: “y yo… lo acompaño”. Búsquenlos, seguro que se van a divertir y van a disfrutar mucho de su folk urbano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: