“Wolfpack”: la manada poética

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 10 de junio de 2017. Este sábado, en la vieja cantina La Faena del Centro Histórico, se llevó acabo el evento “Wolfpack” o “La Manada” del Taller de Creación Literaria coordinado por R. Israel Miranda, diseñador gráfico, poeta y editor.

Allí tuvimos la oportunidad de escuchar de viva voz la poesía oscura, irreverente, necrófila, desencantada y sucia de diez integrantes del taller que realiza Miranda, quien nos dijo: “Llevamos como 37 eventos de estos, hermano. Cinco años trabajando”. La Faena tiene bastante gente y las bolas de cerveza ya corren en la mesa del taller.

Miranda está ataviado de negro con una pesada gabardina del mismo color que lo hace sudar. En entrevista para MH RADIO, él nos explica el motivo de esta sesión: “Es una sesión que se hace porque el Allende (Red) ya tiene un año que cerró y ahí armábamos lecturas y dj. Ahora aquí en La Faena se pudo volver a copiar el concepto y pues se arma el reventón esta noche”.

Me llamó la atención que el evento incluyera únicamente hombres en la lectura. Ente esto, Miranda nos responde: “«La jauría», «La manada» es para hombres. Tenemos otro proyecto que se llama «Intenso carmín» donde invitamos a puras chicas. No es misógino el asunto, ni machista ni nada. Simplemente todos concordamos en el mismo discurso, en las letras, en la poesía, en la forma en que trabajamos. De las chicas también organizamos eventos continuamente. Ya tienen también su libro”.

Desde hace tiempo, me había enterado de estos encuentros, sin embargo, es la primera vez que asisto a un “Wolfpack”, y «La manada» se reúne alrededor de varias mesas que han dispuesto para ello. Conforme van llegando, se reconocen poetas y escuchas, mientras que la longitud de la mesa crece también como la algarabía reinante.

Miranda sonriente nos sigue explicando la dinámica del «Wolfpack» o «La manada» o «La jauría», que hasta donde entiendo, es lo mismo: “Ya teníamos un rato sin hacer «Jauría»; teníamos por lo menos seis meses, casi un año sin hacer una. Además afortunados, porque tenemos a dos nóveles escritores, jovencitos: uno de no más de 17 años que es muy salvaje; y tenemos a Jorge Arturo Borja que ya tiene por lo menos diez veces esa edad. Ja já. Estos discursos que parecería opuestos, sí se juntan, sí tienen algo que ver. No son una herencia si no más bien, una especie de instinto que nos lleva por los caminos oscuros. Y ahí está: es ahí donde nos juntamos”.

Gerardo Castillo es un integrante del Taller de Creación Literaria. Su poesía es escatológica y necrófila, densa. Su lenguaje es áspero, grosero, de barrio. Él está preparando un libro de su autoría y este día leyó parte de sus textos. Castillo nos platica de cómo llegó al taller y conoció a Miranda: “Yo llegué a conocerlo una vez en la feria del libro allá en el 2008. Después pasaron un chingo de años y me lo encontré en Facebook y supe que iba a dar un taller de creación literaria y me anoté. Y dije «¿A ver que tal? ¿Qué pedo?» Y aquí estoy. Ya van como cinco años de eso y con eventos de «Jauría» he aprendido un buen de cosas”.

Mantra tanto, Mantra, el editor de la próxima antología poética de R. Israel Miranda titulada “A letter to Elise” (Mantra, 2017), poemario que se presentará el próximo 22 de junio en el Paranoid Vision UTA Insurgentes, nos comenta su experiencia acerca del taller que imparte Miranda ante la pregunta de cómo buscan a los participantes: “No es una búsqueda, las personas que están van llegando. Esa experiencia la he tenido con «La Jauría». No sabes quién llega en ese momento. Pero ‘uta, no se. Ahorita, no se si notaron, todos los que iban llegando nos saludábamos. La neta somos amigos aquí leyendo y sacando verso”.

La búsqueda de espacios para la venta de los poemarios que el Taller de Creación Literaria edita, es de vital importancia. Miranda nos comentó: “Nosotros hacemos publicaciones de todos los autores. Las vendemos en la feria del libro y en las presentaciones. (Editorial) Mantra también tiene su forma de distribuir su material. Pero en internet los encuentran a todos”.

Para concluir esta entrevista, le preguntamos a Miranda cuáles son las expectativas para el Taller de Creación Literaria en lo que resta del año. Con cierta ironía, nos dijo: “Preparar la elecciones del 2018; que el dólar ya no suba. No sé. Quien sabe que venga. Yo presento un libro. Gerardo también está preparando el suyo. Pensamos que para la feria del libro del Zócalo, ya debemos tener por lo menos seis publicaciones nuevas. La cosa pinta bien. Parece que en el «under» es complicado generar. Y sí hay cierta razón en ello, pero no es imposible. Sí se puede generar cultura, sí se puede generar letras, sí se puede generar poesía desde el «under»: sin lana, sin recursos, sin estafar a nadie, con nuestro propios tompiates. Sí, con nuestros propios huevos”.

«La jauría» de esta tarde estaría conformada por Gerardo Castillo (… después se bajó el pantalón y se cagó, literal, en su lugar. Mierda por todos lados. Mierda, mierda, mierda, mierda. Cinco, veinte, cuarenta pinches veces en el escritorio, plumas, sillas, hasta en la foto de su chingada familia…); Sergio García ( ¿Amor para qué?/¡Pura cogedera!/Sexo, carne/carne hermosa que escurre miel/miel bronca, carne más carne/hundidos hasta el tuétano/hasta desaparecer…); Eduardo García Sánchez (Y es así que los viejos vaqueros trancienden/trasgreden, escriben, follan, beben, matan y se convierten en leyendas…); Henry D Luque (Soy ladrón y fantoche/mentiroso patológico/ángel samaritano corruptor de buenas intenciones/ataviado de luto/todos los santos días/aunque parezca demonio de quinto infierno/pero sobre todo/soy encantador de mujeres enojadas/y catador del manjar agridulce de su entre pierna…); Mantra (Bebe, levántate tarde/métele al cuerpo todo lo que puedas/mastúrbate, infringe la ley/permite que la mugre y caspa afloren/no medites, no pienses, no reflexiones/siéntete seguro que la muerte vendrá/está más cerca…); Jhon Lewis (Tenemos roto el lenguaje/antipoéticamente nos presentamos en sitios de supuestas altas letras/en donde exigen tener pocos huesos/pero con nosotros se la pelan…); Fausto Leyva (Cómo despedirme entonces de tí/si no terminaste de huir por completo/aún el aroma de tu sexo se guarda en la lluvia/la música esconde el ritmo de tu agua placentero/y el hueco en mi cama…); Un Carlos Hidalgo (La poesía es un lobo que enseña los dientes,/una bala de plata en el salvaje corazón./Con la poesía no se busca la verdad absoluta./Es el metal ígneo,/letras de sangre que mienten,/es la metralla diminuta,/talar árboles con antimateria,/la salida por la puerta de atrás/con la cabeza partida en polvo…); Jorge Arturo Borja (Porque soy la palabra inconclusa/la frase que no alcanza su sentido/los tres puntos suspendidos y el silencio/porque es mi corazón lata vacía de sorpresas/porque perdí mi sombra en una calle y que no va a ninguna parte…); y el propio R. Isarel Miranda (Y simplemente sucedió./No pudimos evitarlo./Lo arruinamos todo con saliva y sudor y jadeos./Se acabaron las sonrisas,/las estafas,/hasta las conversaciones largas/y las tardes sentados/en las escaleras de las escuela./A cambio vinieron horas y días enteros/de sexo enardecido,/de cicatrices,/de celos./…/Nunca supimos a dónde fue/todo lo que alguna vez deseamos…).

Les dejamos el video de En Corto que entrevistó a R. Israel Miranda que nos habla de su próxima presentación de su libro “A letter to Elise”, antología de su poesía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: